San Gerónimo de Taos -- Itinerario de viaje de las Misiones Coloniales Españolas del Suroeste

Nueva iglesia construida en 1850, después de que el área entrara a formar parte de los EE.UU. Foto: Karol M. Cortesía de Wikimedia Commons.

San Gerónimo de Taos
Taos Pueblo, Nuevo México
Coordenadas: 36.438169, -105.547392
#TravelSpanishMissions
Descubra Nuestra Herencia Compartida
Itinerario de viaje de las Misiones Coloniales Españolas del Suroeste

San Geronimo de Taos
Taos Pueblo es Patrimonio de la Humanidad de UNESCO y Monumento Histórico Nacional.

Foto: wfeiden. Cortesía de Flickr Creative Commons.

El Pueblo de Taos se encuentra en el valle de Taos, al pie de las montañas Sangre de Cristo, a una hora y media al noroeste de Santa Fe. Los edificios de adobe de varios pisos, que se levantan a ambos lados del Río Pueblo de Taos, parecen encarnar la tenacidad de los indios Pueblo para adaptarse exitosamente a siglos de cambios en su paisaje natural y cultural. Continuamente ocupado durante más de 1000 años, el Pueblo de Taos es el único pueblo nativo americano habitado que es a la vez considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y Monumento Histórico Nacional. Las iglesias de la misión son sólo una de las muchas características históricas y culturales que convierten el Pueblo de Taos en Patrimonio de la Humanidad y Monumento Histórico Nacional . Las ruinas de la Misión de San Gerónimo y la iglesia reconstruida son recuerdos físicos de la turbulenta historia del pueblo y la capacidad de recuperación de los habitantes de Taos.
El Pueblo de Taos

En el valle de Taos, el Pueblo de Taos fue la ocupación definitiva de los indios Pueblo de habla Tiwa. Se cree que varias tribus ancestrales Pueblo se trasladaron a la zona en la misma época, acercándose a las fértiles áreas junto a los afluentes del Río Grande, alrededor de la actual frontera entre el sur de Colorado y el norte de Nuevo México. El pueblo consta de edificios de varios pisos, hasta cuatro o cinco, agrupados en dos áreas separadas por el río que fluye a través de la aldea. Los restos arqueológicos en el Valle de Taos datan la ocupación humana más antigua conocida alrededor del 900 d.C. El pueblo originario está justo al este de los adobes que se mantienen hoy en día. Probablemente construido alrededor del año 1325 d.C., el primer pueblo de Taos es ahora una ruina y lugar sagrado conocido como Cornfield Taos ("Campo de maíz Taos"). La limitada excavación arqueológica en Cornfield Taos ha evidenciado que el pueblo moderno se trasladó ligeramente hacia el oeste de su actual ubicación, alrededor de 1400 d.C. –aunque en la actualidad no está claro el porqué. Los exploradores españoles visitaron Taos en 1540, cuando un destacamento de la Expedición de Coronado exploró el área. A través del tiempo, el pueblo de Taos se convirtió en un importante centro de comercio, albergando una feria cada otoño después de la cosecha agrícola. En Taos se celebraron "rescates" de carácter comercial para recuperar o rescatar a las mujeres y niños españoles que habían sido tomados como esclavos por tribus de las llanuras. Como el pueblo de Pecos, Taos se convirtió en una importante conexión entre poblaciones Pueblo a lo largo de Río Grande y de las tribus de las llanuras, así como en objetivo de asalto.
Ruins of the old mission that was bombarded by cannons.
Ruinas de la antigua misión, bombardeada por cañones.

Foto: Elisa.rolle. Cortesía de Wikimedia Commons.

San Gerónimo de Taos

Las misiones españolas eran instituciones religiosas y económicas construidas para convertir e instruir a las poblaciones nativas en la religión y cultura españolas. Si bien eran parte de mayores estrategias coloniales españolas, las misiones en sí mismas a menudo se entienden mejor en el contexto de las comunidades para las que fueron construidas. La historia de la misión del pueblo de Taos está estrechamente relacionada con los sucesos y conflictos históricos acontecidos en el pueblo. El pueblo de Taos recibió su primer sacerdote católico franciscano en 1598 cuando Juan de Oñate, después de establecer un asentamiento español en San Gabriel, asignó a Fray Francisco de Zamora como misionero en la zona de Taos. En 1627, fray Benavides informó que la iglesia estaba en construcción, pero con dificultades debido a la falta de cooperación de los indios de Taos. En 1647 la tribu envió una denuncia oficial, sobre la inmoralidad del sacerdote asignado al pueblo, a la Inquisición en México. En 1640, Fray Miranda y otros españoles fueron asesinados por los indios en Taos, la iglesia fue destruida y se abandonó el pueblo. Regresaron por persuasión del gobernador López de Mendizábal hacia 1660, y de mala gana aceptaron otro sacerdote. La iglesia fue reconstruida lentamente, obstaculizada por la resistencia local, y la situación continuó deteriorándose a medida que continuaron recogiéndose tributos y se fueron suprimiendo las prácticas religiosas tradicionales.
En 1680 el líder religioso Popé fijó su residencia en Taos, y desde allí planeó y puso en marcha un levantamiento coordinado por todo el norte de Nuevo México contra los españoles, que se conoció como la Rebelión Pueblo. La revuelta expulsó a los españoles de la región durante 10 años, hasta la Reconquista dirigida por Don Diego de Vargas en 1692. Taos no se sometió hasta 1695, aunque luego se rebeló al año siguiente antes de ceder finalmente. En 1696 Vargas encontró la misión en un estado ruinoso y utilizada como establo. Según informó, tan destruida como para no poder ser reconstruida. Los sacerdotes aún recelaban de la región y no regresaron al pueblo inmediatamente después de la campaña de Vargas. Más tarde, en 1706, los franciscanos volvieron y, según informó Fray Juan Álvarez, comenzaron la reconstrucción de la iglesia. En 1726 se finalizó la iglesia de adobe, que se mantuvo hasta 1846.

La tercera iglesia fue construida en adobe, contaba con un campanario cuadrado, y se encontraba situada fuera de los dos complejos que formaban el pueblo a cada lado del río. La misión se convirtió en el centro de un nuevo levantamiento en 1846, cuando mexicanos e indios, resistiendo la toma estadounidense del territorio durante la guerra mexicano-estadounidense, mataron al nuevo gobernador estadounidense Charles Bent y marcharon sobre Santa Fe. Las tropas gubernamentales y voluntarios marcharon sobre Taos y atacaron a los mexicanos e indios disidentes que se habían refugiado en la iglesia de San Gerónimo. La iglesia, con paredes de 3-7 pies de espesor, se convirtió en una formidable fortaleza. El primer día, las balas de cañón estadounidenses tuvieron poco efecto contra el grueso adobe. Al ver que el bombardeo no resultaba, los siguientes días las fuerzas lideradas por el Coronel Price se concentraron en incendiar el tejado y asaltar el edificio. Las fuerzas estadounidenses tomaron el pueblo y dos años después se formalizó la anexión de Nuevo México por el Tratado de Guadalupe de 1848. La iglesia en ruinas, plagada de balas de cañón, se abandonó y se construyó una nueva en 1850.
San Geronimo de Taos
La iglesia de 1850 es todavía parte de la comunidad actual.

Foto: Robert Wilson. Cortesía de Flickr Creative Commons.

Lo que se ve hoy en día

Las ruinas de la iglesia de San Gerónimo, destruida en 1846, se pueden ver aún hoy al noroeste de los dos principales complejos del pueblo. El contorno de la nave y el campanario de planta cuadrada son todavía visibles, y los antiguos muros de la misión sirven para cercar el cementerio. Muchas generaciones, tanto de españoles como de indios americanos, yacen enterradas alrededor y dentro de sus muros. La iglesia más reciente se encuentra dentro de los muros de adobe del pueblo original. La fachada principal de la iglesia se ha visto modificada en las últimas décadas por la adición de campanarios a los flancos y diversos cambios estéticos.

A pesar de estas alteraciones de la iglesia, sigue siendo un bonito ejemplo de la arquitectura del norte de Nuevo México. Su presencia y uso continuo junto a kivas ceremoniales, marcan la continuación de prácticas tradicionales junto a la creación de otras nuevas sincréticas. Hoy en día, la mayoría del pueblo Taos se identifica como católico, pero reconociendo fuertes lazos con sus tradiciones culturales indoamericanas. Además de los edificios de adobe de varios pisos de altura, entre otras importantes características del pueblo destacan las kivas circulares (espacios religiosos y ceremoniales), la muralla defensiva, las ruinas de Cornfield Taos, los grandes basureros arqueológicos sin excavar, y una pista de carreras ceremonial. El pueblo está generalmente abierto a los visitantes todos los días excepto cuando los rituales tribales requieren su cierre. Desde finales de invierno a comienzos de primavera, el pueblo se cierra durante unas diez semanas.

Planifique su visita

Pueblo Taos es un Monumento Histórico Nacional (National Historic Landmark) y Patrimonio de la Humanidad (World Heritage Site) situado en 120 Veterans Highway en Taos, Nuevo México. Haga clic aquí para obtener el archivo histórico nacional de Taos Pueblo: texto (text) y fotos (photos). El Pueblo, que pertenece y es administrado por el Consejo Tribal Taos, está abierto al público a diario de 8:00 am a 4:30 pm, excepto durante las horas los rituales tribales que requieren su cierre. Para obtener más información, visite la web de Taos Pueblo o llame a la oficina de turismo al 575-758-1028 antes de su visita para confirmar la apertura.
Pueblo Taos ha sido documentado por Servicio de Edificios Históricos de Estados Unidos del Servicio de Parques Nacionales (Historic American Buildings Survey) al contar con las ruinas de la iglesia original de San Geronimo (San Geronimo Church). Pueblo Taos también se ofrece en los Itinerarios del Sudoeste (American Southwest Travel Itinerary) y del Patrimonio Latino (American Latino Heritage Travel Itinerary).

Tools

  • Site Index