• Artist rendering of Pioneer Square during Klondike Gold Rush

    Klondike Gold Rush - Seattle Unit

    National Historical Park Washington

Traducción Española

woman looking for gold

Personas buscando oro

NPS foto

Klondike Gold Rush National Historical Park

319 2nd Ave South

Seattle, Washington 98104

¡ORO EN EL KLONDIKE!

«A las 3 de la mañana, el barco de vapor Portland, de St. Michael a Seattle, pasaba por Puget Sound con más de una tonelada de oro puro a bordo, y con 68 pasajeros.»

Cuando esta frase mágica apareció en la edición del Seattle Post-Intelligencer el 17 de julio de 1879, comenzó una de las últimas – y más grandes – afluencias de gente a un nuevo campo aurífero en Norteamérica. En Seattle, miles de personas llegaron al puerto para saludar al barco Portland y ver los 68 mineros, quienes arrastraron sus sacos y cajas de oro por la plancha al muelle en Seattle. Ese mismo día, antes del mediodía, todos los camarotes del «Portland» habían sido vendidos para el regreso al norte. Al pesarlo, la cantidad de oro fue más de dos toneladas, pero en ese momento ya no importaba;la emigración al Klondike en el noroeste de Canadá, en el Territorio del Yukón, estaba en camino.

La afluencia de gente al Klondike ya empezó 11 meses antes de la llegada del «Portland» llegó a Seattle. Desde hace años, los cateadores habían viajado poco a poco por la inmensa tierra inculta de los tributarios del Río Yukón, a veces encontrando suficienteoropara comprar comida y herramientas. Pero el yacimiento principal les esquivó hasta tres hombres se pararon para descansar junto a una quebrada minúsculadel nombre Rabbit Creek (Riachuelo del Conejo) que era un afluente del Río Klondike. Allá al fondo del arroyo, vieron copos de oro «atoradas entre las rocas como el queso en un sándwich».

Skookum Jim, Tagish Charlie y George Washington Carmack llenaron un cartucho con polvo de oro crudo. Luego, Skookum Jim se quedó para guardar el lugar del descubrimiento y Carmack y Tagish Charlie apresuraron por el Río Yukón abajo, hasta la colonia de Forty Mile (Cuarenta Millas) donde Carmack registró las concesiones. Cuando los otros mineros vieron el oro de Carmack, ellos echaron sus bienes en barcos y subieron el río para declarar concesiones cerca del lugar del descubrimiento. Inmediatamente, el pueblo de Dawson fue establecido en la confluencia de los ríos Yukón y Klondike. A fines del año 1896, todas las concesiones de buena calidad al fondo del río habían sido denunciadas, y los cateadores pasaron el invierno y la primavera cavando sus fortunas. Cuando el hielo se derritió de los ríos, ellos tomaron un barco de vapor de ruedas a St. Michael, luego amontonaron su oro y bienes en los barcos de vapor de la costa y se pusieron en camino a casa. Fue uno de estos 68 hombres que llegó a Seattle, el verano de 1897, con la confirmación de las riquezas fabulosas del Klondike.

Las noticias vinieron a una hora oportuna, porque Seattle, como el resto de los Estados Unidos, estaba todavía atrapado en una depresión económica que siguió el Pánico de 1893. Mucha gente faltó trabajo, y encontró dificultades en alimentarse. Al oír esa frase mágica de «más de una tonelada de oro» del Klondike procedente del telégrafo de Seattle, las condiciones cambiaron dramáticamente. Los negocios se multiplicaron dos y tres veces, mientras un diluvio de miles de cateadores buscando oro descendió a la ciudad de todas partes de los Estados Unidos y de todas partes del mundo, con el fin de equiparse para la gran aventura de Alaska y el Yukón. El alcalde de Seattle renunció su oficio para organizar una de las muchas expediciones desdichadas de minería en el Klondike. Los granjeros, los empleados de bancos, profesores, médicos, bomberos, policías, sacerdotes, estafadores, misioneros y prostitutas hicieron sus maletas y se encaminaron hacia el norte. La mayoría no tenían ninguna idea de donde estaba el Klondike, y a muchas no les importaba. Aun menos se dieron cuenta de las dificultades increíbles que fueron al punto de encarar.

Seattle: Antes y Ahora

Aunque está físicamente alejada del Klondike, la ciudad de Seattle es un punto importante en la historiade la afluencia de gente a los campos auríferos. Aquí las noticias de oro en el Klondike captaron la imaginación del mundo; de este ciudad pequeña junto a Puget Sound salieron los miles de cateadores para buscar oro en el Yukón y fue a Seattle donde la mayoría volvieron.

En Seattle, los cuentos de oro en el «Norte Lejano» fueron comunes durante unos 30 años antes del descubrimiento en el Klondike. Aunque el sueño de riquezas inmediatas debería haber sido seductivo, en realidad poca gente viajó al norte para tentar la suerte. En efecto, más de 25 años pasaron antes de que el sueño de riquezas fabulosas alterara la actividad de la ciudad y estimulara la economía local de Seattle y todo el noroeste.

«La Prosperidad ha llegado,» publicó el Seattle Post-Intelligencer apenas cuatro días después de la llegada del «Portland» en 1897. «En cuanto a Seattle, la depresión ya se ha acabado. Anticipamos inmediatamente un periodo de prosperidad más grande que cualquier otro que hemos vivido en el pasado.» Gracias a la campaña vigorosa de los miembros de la Cámara de Comercio, quienes nombraron a Seattle «el único lugar» donde los catadores encontraran los equipos y las provisiones adecuados para los campos auríferos, más buscadores de oro salieron de Seattle que cualquier otra ciudad.

Aquí mismo, en el distrito ya conocido como Pioneer Square (Plaza de los Pioneros) los exploradores compraron sus provisiones, subieron a bordo de los barcos, y se pusieron en camino al norte a Skagway y a Dyea. Tanta gente vino a Seattle durante un periodo de tiempo tan corto que los hoteles y restaurantes no fueron capaces de acomodar tanta gente. Los propietarios de almacenes tuvieron que vender tantas provisiones que no había espacio suficiente para almacenarles, y fue muy común a ver las provisiones amontonadas hasta 3 metros de altura a lo largo de la calle. Al comenzar la primavera de 1898, los comerciantes – quienes apenas habían sobrevivido durante los últimos años – habían vendido más de 25 de millones de dólares en bienes, y el fin todavía no estaba en vista.

La afluencia de gente a los nuevos campos de oro en Klondike convirtió a Seattle en el centro de comercio en el noroeste. La mayoría de empresas establecidas antes, o durante, esta afluencia salieron con éxito, y algunas todavía prosiguen su actividad comercial hoy en día. Además, algunas empresas establecidas entre los años 1897 y 1905 con el dinero procedente del oro del Klondike por los cateadores prósperos también gozaran de éxito. Aunque no más que unas docenas de mineros encontraron una cantidad de oro suficiente para llamarse «ricos», y aún menos volvieron a casa con sus riquezas, ninguna de ellos olvidó nunca la gran aventura que dejó a Seattle cambiado para siempre, caracterizado con esta herencia histórica especial.

El Parque Nacional Histórico del Klondike Gold Rush fue creado para preservar esta herencia histórica. Junto con sus unidades en Skagway, Alaska y las ciudades de Dawson y Whitehorse y sus alrededores en Canadá, el parque ha procurado evocar un sentido de la atmósfera de esos días en 1898, de la afluencia a los campos de oro.

La unidad del Parque Nacional Histórico del Klondike Gold Rush de Seattle se encuentra en 319 2nd Ave S., Seattle, Washington 98104, bajo la administración del Servicio de Parques Nacionales (National Park Service) del U.S. Department of the Interior.

Did You Know?